Agustin

Información general

Sexo: Macho
Altura: 60 cm
Año de nacimiento: 2012
Esterilizado: Sí

Historia

Agustín llevaba años viviendo en las calles de un barrio de Castellón, la soledad, hambre y el abandono le llevaron a un estado físico y psicológico muy preocupante, ya que fue rescatado en sus últimos días de vida, de seguir en ese estado en la calle se hubiese dormido para siempre en un callejón. Fue rescatado por voluntarios de la asociación y llevado de inmediato al centro veterinario donde diagnosticaron la gravedad de su estado físico presentando Leishmania, anemia y sarna muy graves.

Tras recibir las atenciones veterinarias necesarias y un largo tratamiento se recuperó satisfactoriamente de la sarna, anemia y se ha controlado la Leishmania.

Comportamiento / Carácter

Por las informaciones que tenemos de los vecinos que vieron a Agustín deambulando por la calle cuando estaba abandonado y por su comportamiento, deducimos que Agustín ha tenido poco o nulo contacto con las personas.

Desde que fue rescatado se ha trabajado en su comportamiento y está aprendiendo a vivir el mundo rodeado de humanos, mundo que le cuesta un poco entender, pero sus avances son muy grandes y sin retrocesos.

Debido a su historia Agustín es un perro al que le cuesta confiar en el ser humano y en las situaciones nuevas, pero si hay un perro a su lado se siente seguro y los obstáculos psicológicos son casi insignificantes, por este motivo el hogar ideal para Agustín sería aquel en el que viviese un perro equilibrado que le ayudase a superar sus miedos y una persona que sepa transmitirle la seguridad y confianza que necesita.

Actualmente convive con dos machos y es impresionante verle relacionarse con ellos, ya que desde el primer momento se ha mostrado muy amable y cordial con ellos evitando cualquier enfrentamiento. Agustín tiene mucho sentimiento de manada e imita el comportamiento de los perros que conviven con él. Para probar su comportamiento con gatos lo llevamos a una casa donde viven 8 gatos, al principio mostró mucho miedo, pero poco a poco se fue relajando y mostró un poco de interés por ellos pero desde la lejanía. Nunca ha convivido con gatos, pero por su comportamiento todo apunta a que no tiene problemas para convivir con ellos